0

Suicidio del Cádiz en Carranza

Publicado por el .

Suicidio del Cádiz

Cádiz 0 Nástic 2

Ni la presión que durante toda la semana los aficionados cadistas han ejercido para intentar llevar en volandas al equipo durante el partido de hoy, ni los arreones de los propios jugadores en los entrenamientos, ni tan siquiera el enésimo experimento de Procopio. Nada de todo esto ha valido para que el Cádiz lograse hoy los tres puntos en Carranza ante un rival directo al que sólo le ha bastado jugar con orden y criterio para llevarse el tesoro de la salvación para tierras tarraconenses.

El Cádiz se hunde en la tabla. Pero este hundimiento no ha aparecido sólo hoy. El equipo amarillo viene fallando y derritiéndose como un azucarillo en los últimos encuentros. Ya ni siquera el talismán de la afición parece tener el antídoto para frenar la caída en picado de un equipo frío, desmotivado, un equipo al que le hace falta un revulsivo que no llega.

Se esperaba hoy un Cádiz a por todas, un Cádiz que saliera enchufado al partido desde el primer momento, mandando, controlando, entonado con la parroquia que se había prometido animar al equipo y olvidar durante 90 minutos lo que realmente piensa de cierto sector del equipo amarillo. Pero este Cádiz no está para salidas valientes, no está para meter en su área al contrario ni atosigarlo como antaño hacía, con el aliento de la afición empujando la pelota hasta las redes visitantes.

Hoy el Cádiz ha vuelto a lo mismo de siempre. Juego insulso, rácano, pelotazos sin sentido, arreones de un Dani que él sólo no puede llevar a este Cádiz hacia arriba. Y fallos defensivos, cómo no, como el del primer gol. Una falta que incomprensiblemente remata Moisés completamente solo, aprovechando el regalo, como el que cabecea en un entrenamiento. Así no se puede ir a ninguna parte. Bueno, sí, a Segunda B.

Un Cádiz que quiere, o eso dice, pero que ni mucho menos puede. Un Cádiz al que no parece irle la vida en los envites, un Cádiz que ve como Natalio las falla de todos los colores, o cómo hasta un ex-xerecista, Calle, le da la puntilla en el tiempo de descuento.

Incomprensible, pero cierto. El Cádiz a un punto del descenso, y gracias. Los empates de Granada 74 y Xerez posibilitan que el equipo amarillo no duerma esta semana en zona de descenso directo. La próxima semana toca visitar La Rosaleda. El Málaga se juega el ascenso, el Cádiz la salvación y, posiblemente, la prima millonaria de la Real Sociedad y Sporting. Si bajo estas premisas el equipo no consigue un resultado positivo será hora de pensar en definir la temporada como catastrófica.

Te puede interesar

Escribe un comentario