1

La ciudad blanca de Olvera

Publicado por el .

La ciudad blanca de Olvera

El pueblecito blanco de Olvera es otro de los que nos encontramos en la famosa ruta gaditana de los pueblos blancos, tal y como ya vimos con el de Grazalema, o tal y como lo podemos ver con otros municipios como Arcos de la Frontera, Setenil de las Bodegas, Zahara de la Sierra, etc.

Olvera fue declarado Monumento Artístico Nacional en el año 1983 y se sitúa en una área de unos 194 kilómetros cuadrados, entre un paisaje montañoso que pertenece a la jurisdicción de Arcos de la Frontera. Su población ronda los 9.500 habitantes y la mayoría de ellos viven en la localidad de la agricultura y de la ganadería, especialmente. Sin embargo, hay muchos que se encuentran diseminados en otras poblaciones como Cabañas, Guadamanil, Líjar o Zaframagón.

Olvera cuenta con numerosos atractivos entre los que destacan sus blancas calles que nos llevan y nos trasladan hasta los edificios civiles y religiosos más valiosos. Uno de ellos, el cual se yergue sobre el pueblo, es el Castillo árabe, fortaleza que data del siglo XII y que formaba parte de la defensa del reino nazarí de Granada. En él podemos observar la Torre del Homenaje.

Otro de los puntos fuertes del pueblo es la iglesia Arcipestral de Nuestra Señora de la Encarnación, del siglo XVI, la cual fue construida sobre una antigua mezquita musulmana. Dicho templo se encuentra también justo al castillo dominando el pueblo y sus torres pueden ser vistas desde cualquier punto de la zona.

El epicentro de Olvera es, probablemente la Plaza de la Iglesia, donde se encuentra, por ejemplo, la oficina de Turismo y el famoso Monumento al Sagrado Corazón. Otro de los lugares de interés son la ermita de la Virgen de los Remedios, ya a unos 2 kilómetros del pueblo; y el Museo de Castillos y Fronteras, situado también en la Plaza de la Iglesia anteriormente citada.

Foto Vía: ka3sar

Te puede interesar

Un comentario

  1.   PROYECTOS dijo

    Ah pero que bonito se ve esto!!

Escribe un comentario