0

El Castillo de San Sebastián, de fortín a rincón de conciertos

Publicado por el .

Castillo de San Sebastián

Ayer fui uno de los 4000 privilegiados que pude asistir al concierto que ofrecían en el Castillo de San Sebastián, Estrella Morente y la portuguesa Dulce Pontes. Realmente, fue un concierto emocionante, con pellizco, una fusión perfecta de la música más tradicional y española con el quejido nostálgico del fado portugués. Tengo que reconocer mi debilidad por Dulce Pontes, una cantante que quiebra la voz hasta la piel de la sensibilidad.

Pero lo que me trae hasta el blog no es el concierto de ambas estrellas, sino el nuevo escenario del Castillo de San Sebastián. Este antiguo fortín, presidio, cuartel de la Guerra Civil. Este nuevo emplazamiento que me pregunto yo porqué no se ha aprovechado antes y ha estado siempre ahí, solitario en el horizonte, como un islote de piedras y de historia a la deriva.

A pesar de todo, es un lugar de difícil acceso, porque el aparcamiento queda a las alturas del barrio de la Viña, y eso para los más afortunados. Yo aconsejo llegar hasta allí andando, si es que habéis decidido asistir a algún otro concierto. Y si venís de fuera, los aparcamientos están cogidos desde varias horas antes. Así que, andandito, cruzando el arco de la Caleta, hasta el mismo castillo.

Tras el arco de la Caleta, el primer lugar donde nos piden la entrada. El recorrido por el largo pasillo de piedra, a la hora del atardecer, quizás fue la premonición del concierto. Luz nostálgica, evocadora, y el mar jugueteando con los colores del horizonte. Al llegar al Castillo, esperaba un poco más de decoración, pero, realmente, no se ha tocado demasiado. Me hizo pensar, el tumulto de la gente, que sería imposible que una ambulancia o un coche de bomberos pudiera tener acceso al recinto, con lo que habrá que seguir estudiando las oportunas medidas de seguridad del castillo.

Lo peor del concierto fue que las entradas no estaban numeradas. Precio similar para todos, 40 euros. Los primeros que accedieron al recinto, tuvieron la suerte de ocupar la primera fila de butacas. El escenario muy bonito, muy bien iluminado. En definitiva, un maravilloso enclave, muy bien pensado el lugar de conciertos, pero hay que mejorar muchas cosas aún.

Ah, por cierto, Estrella Morente y Dulce Pontes, inconmensurables Se me olvidaba…

Te puede interesar

Escribe un comentario