0

El Café de Levante

Publicado por el .

El Café de Levante

Bien podría ser éste aquel Café que, entre palmas y alegrías, cantaba la zarzamora. Porque el Café de Levante, situado en la calle Rosario, en pleno casco antiguo de la ciudad, es de esos lugares en donde la buena conversación surge de manera espontánea, sin que nadie tenga que sacar la intelectualidad sobre la mesa.

Un ambiente tranquilo, cálido, sugerente. Música selecta entre un público variado. Lo mismo degustamos un clásico café, exquisito y cremoso, muy conocido en todo Cádiz, que nos inclinamos por un té, pakistaní o moruno. Tengo un amigo que siempre suele pedirse la infusión de levante, que le tiene que saber a gloria, porque se escabulle secretamente de la conversación para enfundarse en los entresijos de la taza. Y todo ello acompañado de los pastelitos árabes o las tartas caseras.

Y lo más sorprendente del Café Levante es que la sorpresa siempre está a la orden del día, o a la orden de las esquinas que les den por cruzar a los personajes de la intelectualidad gaditana. Por aquí he visto tomando café a Caballero Bonald, a Paco Cepero, a Felipe Benítez Reyes, y a una adorable y añorada Dulce Chacón recitando versos tras la niebla del humo de la cafetera.

Un café lleno de vida, el Café de Levante, uno de los vientos que siempre, con su sonrisa pícara y burlona, corteja a la novia del mar, la guapa niña que en sus ojos verdes lleva escrita la perla de Cádiz.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario