0

Alcalá del Valle, al límite de la provincia

Publicado por el .

Alcalá del Valle, al límite de la provincia

Uno de los pueblecitos que se encuentran más al límite de la provincia de Cádiz es Alcalá del Valle, situado en el extremo oriental a unos escasos 7 kilómetros de Setenil de las Bodegas y a unos 25 de la blanca Olvera. Su extensión es de unos 46,89 kilómetros cuadrados y su población ronda los 5.500 habitantes. Nos encontramos ante una población muy cercana a la provincia de Málaga, y es que formaba parte de ella hasta el año 1833. De hecho, en la famosa Ruta de los pueblos Blancos, Alcalá del Valle es nuestro último punto.

El origen de este precioso, y blanco (claro) pueblo se remonta posiblemente a finales del siglo XV, momento que Setenil de las Bodegas pasó a manos cristianas en el 1484. La parte musulmana que vivía aquí solicitó un permiso a los Reyes Católicos para poder fundar un nuevo pueblo y poder continuar viviendo con sus mismas costumbres y tradiciones. Éstos aceptaron la propuesta y los musulmanes se asentaron en un lugar que pronto se conoció con el nombre de Alcalá, lo que en árabe significa “el castillo”. Por otro lado, desde mediados del siglo XVI hasta finales del XVIII, la villa perteneció a los señores de Bernuy, quienes más tarde se consolidaron como los marqueses de Benamejí.

Entre su patrimonio monumental debemos de destar el interesante Grupo dolménico de la Dehesa del Tomillo, donde nos topamos con enterramientos que datan del comienzo de la Edad de los Metales. Otros edificios importantes, esta vez religiosos, son la iglesia Parroquial de Santa María del Valle, construida entre los siglos XVII y XVIII en estilo barroco, y la ermita de la Misericordia, construida en el siglo XX. Ésta última despierta una gran devoción entre los vecinos de la villa.

Foto Vía: tamara the peruvian llama farmer

Te puede interesar

Escribe un comentario