1

Al infierno de la manera más cruel

Publicado por el .

Decepción

Hércules 1 Cádiz 1

Decepción. Desilusión. Tragedia. No hay palabras para narrar lo que en estos momentos vive el cadismo. Hoy no importan ni tienen ningún fundamento las crónicas de un partido que el Cádiz no ha sabido ni ha podido ganar. Ha sido el único de los equipos implicados en la pomada que no ha conseguido ganar, y es por ello, que se va al pozo de la Segunda B.

Ni los 17 autobuses que anoche salieron hasta Alicante para acompañar al equipo, ni el aliento insuflado desde la Tacita de Plata que ha llegado hasta los graderíos amarillos del Rico Pérez. Hoy no era la tarde del Cádiz, hoy no era la tarde del milagro. Hoy era el momento de la tragedia, el momento del más horrible de los argumentos.

Abraham Paz, el héroe de los dos últimos ascensos, el hombre que siempre ha protagonizado el coraje cadista, el auténtico buque insignia del equipo amarillo, tuvo en sus botas la permanencia en la categoría con un penalty en el último suspiro, cuando ya no había tiempo ni para respirar. Era el todo o la nada, el infierno o la gloria.

Y de la forma más cruel, por el camino más triste y lamentable, el palo abrió la caja de Pandora para un Cádiz que, ni de penalty en el descuento, ha podido salvar una temporada nefasta, lamentable, en lo que lo mejor ha sido esta afición, esta marea amarilla que ha luchado denodadamente contra los elementos.

Ahora el presente es oscuro, negro. La tristeza inunda a los aficionados amarillos y es el momento de la reflexión, de pensar qué ha sucedido para que, con una de las mejores plantillas de la última temporada, el equipo haya terminado en el pozo más profundo, en los abismos de la Segunda B.

Desde aquí, sólo queda, dentro del pesimismo reinante, dar un sonoro aplauso a todos aquellos aficionados desplazados hasta Alicante, que han vivido in situ el horror del descenso. El viaje de vuelta ha de ser el peor de sus vidas.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Hybrid dijo

    Hola!
    fua…es una pena que el cádiz haya bajado a segunda B de esta manera tan injusta. Yo soy de Málaga y como malaguista estoy feliz por mi equipo pero estudié la carrera en Cádiz y me empapé de su afición viviendo aquel ascenso a primera como si fuera cadista de toda la vida y me da mucha pena que a veces la mala suerte se cebe con algunos así por que esto no es otra cosa más que mala suerte.
    Un saludo! me encanta este blog y tener estas noticias de mi segunda casa.

Escribe un comentario